Tipos de sombreretes o remates de chimenea

En la actualidad podemos encontrar en el mercado diferentes tipos de sombreretes o remates de chimenea según el material con el que se haya fabricado. Principalmente destacan los remates de aluminio y los remates de obra u hormigón, pero, ¿qué características tienen unos y otros?, ¿Cuáles son los más recomendados?.

Si bien los remates de hormigón eran la solución más común hace unos años, hoy en día arquitectos y constructores recomiendan el uso de remates de aluminio debido a las múltiples ventajas que tienen sobre los de hormigón:

  • Facilidad de colocación: los remates de aluminio son más ligeros y sencillos de instalar, basta colocar el remate o sombrerete en la chimenea y atornillar los cuatro tornillos.
  • Ahorro de tiempo y costes: los remates metálicos no precisan trabajos de albañilería, por lo que su tiempo de instalación es un máximo de 10 minutos, con el consiguiente ahorro de costes que eso conlleva.
  • Ligereza: el peso de los remates metálicos es mucho menor que los de obra u hormigón, lo que también ayuda a reducir el tiempo y abaratar el coste de instalación.
  • Ventilación: sin duda la ventilación es la principal ventaja. Al tener los remates metálicos las paredes más delgadas que los de obra, dejan más superficie de hueco y por tanto favorece un mayor desahogo de humos y gases. Además, sistemas como Duroven disponen también de la opción de aspirador estático, un innovador sistema de remate para chimenea desarrollado y patentado por Induro, fabricado en chapa de aluminio de 2 mm de espesor con todas sus uniones soldadas, una altura exterior de 50 cm y de 43 cm desde la base de apoyo, y cuya disposición de lamas ofrece la máxima rentabilidad en la extracción de humos, al mismo tiempo que permite una mayor capacidad de ventilación.
  • ASPIRADOR_EST_TICO_
    Explicadas estas características, cabe destacar que también dentro de los remates de aluminio pueden existir diferencias entre los distintos fabricantes. Aquí, el elemento diferenciador se encuentra en el proceso de fabricación, y para garantizar la máxima durabilidad y el mejor rendimiento, las uniones de los remates deben ser soldados mediante equipos automatizados para darles una mayor solidez y consistencia frente a las uniones remachadas y alargar su vida. Para esto último también es esencial que el proceso de lacado sea posterior a las uniones de los remates, evitando así que éstas se oxiden en un corto espacio de tiempo.

    0 Comentarios

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

    CERRAR